La Palabra de Dios

  • Dios

viernes, 20 de abril de 2012


La Palabra de Dios                                                              
Ocupados pero no preocupados

La Biblia nos enseña que no debemos dejar que las preocupaciones afecten nuestra vida.
 “¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe puede añadir una sola hora al curso de su vida?”, dice Jesucristo en el evangelio de Lucas, capítulo 12 versículo 25.
A veces estamos tan absortos en las circunstancias adversas que estamos pasando, que no vemos los aspectos buenos de la vida.
Cada día que Dios nos regala, es un motivo para estar gozosos, ya que el gozo que nos da el Señor no es como la felicidad que nos da el mundo, esta es temporal y sujeta a las circunstancias, mientras que el gozo de Dios es algo que perdura porque es el resultado de tener a Jesús en nuestro corazón.
En el libro de Filipenses, capítulo 4 versículo 6 leemos: “no se inquieten por nada, más bien en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias”.
Si en lugar de preocuparnos por las situaciones que estamos pasando, se las entregamos al Todopoderoso y le pedimos su dirección para lograr soluciones, nos sentiremos mucho mejor.
Debemos ocuparnos en buscar la orientación del Dios que creó el cielo y la tierra, de quien murió en la cruz por nosotros, de quien dice que nunca nos abandonará ni nos desamparará y para quien nada, es imposible.
“Depositen en Él toda ansiedad, porque Él cuida de ustedes”, leemos en el libro 1 de Pedro, capítulo 5 versículo 7 de las Santas Escrituras.
Confiemos en Dios, ocupémonos de sus negocios que Él se ocupará de los nuestros.
El cristianismo no es una religión sino un estilo de vida con Jesucristo como nuestro Señor y Salvador.
Dios te bendiga y te guarde. Hasta el próximo encuentro con La Palabra de Dios
Lic. Beatriz Martínez (CNP 988)
wwwlapalabradedios.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada