La Palabra de Dios

  • Dios

sábado, 17 de septiembre de 2011

Jesús no es una religión

Frecuentemente cuando tratamos de hablar con una persona sobre Jesucristo, las respuestas más comunes son: “yo tengo mi religión” o “yo creo en Dios”
A través del tiempo se han formado tantas opiniones erróneas de quien es Jesucristo, que han confundido al hombre.
Sin embargo la Palabra de Dios es muy clara, en el evangelio de San Juan capítulo 14 versículos 6 y 7 Jesús dijo a los apóstoles: “yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie viene al Padre sino por mí, si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais y desde ahora le conocéis y le habéis visto”.
Jesús nunca habló de religión, nos enseñó un estilo de vida enmarcado en su ejemplo y enseñanzas, las cuales siempre estuvieron dirigidas al amor a Dios y al prójimo, a la obediencia a los mandamientos para llevar una vida agradable al Padre.
El cristianismo está basado en la vida del Hijo de Dios que está escrita en el Nuevo Testamento y cuya llegada a la tierra fue anunciada por los profetas en el Antiguo Testamento.
Las religiones surgieron después de la resurrección de Jesús y dividieron a la humanidad, estableciendo una serie de dogmas, prácticas y creencias, que no están en la Biblia y que cada día alejan al hombre de Dios.
La única condición que pide Jesús, es que lo aceptes como tu Señor y Salvador y que lo recibas con un corazón arrepentido y dispuesto a cambiar.
El amor de Dios Padre es tan grande, que envió a su Hijo a morir por nuestros pecados para que fuésemos salvos y nos dejó su Espíritu Santo, como nuestra guía y maestro.
La Biblia nos recalca que sólo recibiendo a Jesús podemos ser salvos y así lo leemos en el libro de Hechos capítulo 4 versículo 12: “y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres, en que podamos ser salvos”.
El temor a reconocer, que muchas de las cosas que hemos hecho en nuestra vida son aborrecibles a Dios, es la razón por la cual nos negamos a recibir a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador.
Nos negamos a aceptar que Él sólo quiere proporcionarnos una vida con gozo y paz, donde nos sintamos bien a pesar de las aflicciones, confiados en que ya tenemos la vida eterna asegurada.
La Biblia dice en 1 Juan capítulo 5 versículo 11: “Dios nos ha dado vida eterna y esta vida está en su Hijo”.

EL CRISTIANISMO NO ES UNA RELIGIÓN, ES UN ESTILO DE VIDA CON JESUCRISTO COMO NUESTRO SEÑOR Y SALVADOR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada