La Palabra de Dios

  • Dios

sábado, 17 de septiembre de 2011

Vencido pero no derrotado

Hay situaciones en nuestra vida que nos llevan a decir ¡no puedo más!
Quizás se trate de un problema familiar, una crisis financiera o una enfermedad.
En esos momentos es importante recordar que tenemos a un Dios Todopoderoso y misericordioso y a Él debemos acudir en todo momento.
El Salmo 34 en sus versículos 18 y 19 dice: “cercano está Jehová a los quebrantados de corazón y salva a los contritos de espíritu, muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas las librará Jehová".
¡Qué hermosa promesa de nuestro Dios!.
Estas palabras de la Biblia nos ratifican que no estamos solos en nuestras necesidades, que tenemos a quien acudir en cualquier momento para buscar recibir consuelo y apoyo.
La vida diaria nos coloca en circunstancias muy difíciles y a pesar de nuestros esfuerzos no podemos salir de ellas, nos sentimos como comúnmente se dice: en un callejón sin salida.
Pero en el libro 2 de Corintios capítulo 4 versículos 8 y 9, Pablo nos recuerda que el Poder es de Dios y no de nosotros “que estamos atribulados en todo, más no angustiados, en apuros más no desamparados, derribados pero no destruidos”.
Cuando tenemos problemas, buscamos el consejo o el consuelo del hombre y no de Dios.
Confiamos en que lo que nos dicen familiares o amigos nos traerá paz y soluciones, pero lamentablemente no es así y en lugar de hallar serenidad nos llenamos de angustia y desespero, que nos lleva a cometer errores que agravan nuestra crisis.
Lo mejor que debemos hacer cuando los conflictos nos llevan a pensar que estamos derrotados, es recordar lo que dice la Biblia en Romanos 8 versículo 37: “somos más que vencedores, por medio de aquel que nos amó”.
Si tenemos a Jesús en nuestro corazón, si Él es quien gobierna nuestra vida y confiamos en Él como nuestro Señor y Salvador, no habrá necesidad, enfermedad o crisis que nos lleve a la desesperación, porque podremos decir con toda nuestra fe: “todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.

EL CRISTIANISMO NO ES UNA RELIGIÓN, ES UN ESTILO DE VIDA CON JESUCRISTO COMO NUESTRO SEÑOR Y SALVADOR.



1 comentario:

  1. Amén a todo lo que dice. Necesitamos recordarlo (aunque lo sabemos) cada cierto tiempo...
    Abrazos y bendiciones.

    ResponderEliminar